1986

Munir Aboissa siempre creyó que lo que más diferenciaba el trabajo de un corrector, era la proximidad y el gran conocimiento de su mercado, infelizmente en esto no tenía un buen apoyo de sus líderes.