fbpx
USD/BRL:
PT | EN | ES |      

El trigo transgénico en Argentina puede ser un "tiro en el pie", dice consultor


Image: Pixabay



El aumento de la producción de trigo transgénico en Argentina podría ser un tiro al pie de la cadena productiva del país. Según el consultor Pablo Maluenda, quien participó este martes en el 28 Congreso Internacional de la Industria del Trigo, realizado por la Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Abitrigo), Argentina debería destinar un área entre 55 y 60 mil hectáreas al grano genéticamente modificado. Esto permite estimar un potencial de producción entre 200 y 250 mil toneladas.



“Sin duda, el producto será rechazado por muchos países y esto podría interrumpir la importación del producto argentino por algunos de ellos”, según Maluenda, el transgénico también es un punto peligroso porque la restricción del cultivo no es simple. “La semilla puede esparcirse fácilmente por todo el país y 'contaminar' otros cultivos”, dijo.

El presidente del Sistema OCB, Márcio Lopes de Freitas, dijo que los transgénicos no son solo un problema para Argentina. “El riesgo en Brasil también es grande. La semilla puede entrar clandestinamente, pero el Mapa y la defensa sanitaria estarán atentos”, proyectó.

Freitas dijo que las empresas propietarias de la tecnología tienen que negociar con el consumidor final. “Solo entonces el producto será bienvenido por el productor. Hoy en día no está dispuesto a afrontar esta 'aventura' de los transgénicos”.

El periodista especializado en agroindustria y marketing, José Luiz Tejon, coincide en que “la ciencia tiene que negociar con el comercio, con los consumidores, con los medios de comunicación”. Para él, el tema es muy delicado, ya que el trigo se consume prácticamente in natura. “Sin la cadena de producción, dudo que esta tecnología avance”, enfatizó.

Por: Gabriel Nascimento | Safras & Mercado

Este texto ha sido traducido automáticamente del portugués.