La producción agrícola crece en 3.43% al año

La productividad agrícola entre 1975 y 2017 ha impulsado el sector, gracias a un crecimiento anual a una tasa media de 3.43%, superior a la de la agricultura estadounidense, de 1.38% por año. En un período más reciente, de 2000 a 2017, el promedio brasileño alcanzó 3,8 % por año.

Según José García Gasques, coordinador general de Evaluación e Información de Políticas, de la Secretaría de Política Agropecuaria (SPA), del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa), uno de los autores del estudio, un conjunto de factores influyeron productividad. Los más importantes fueron las políticas sectoriales, el aumento de la inversión, el financiamiento a través del crédito rural, la apertura de los mercados externos a los productos nacionales y la adopción de nuevos sistemas de producción.

Los estados que lideran la producción y las exportaciones agrícolas son también aquellos con mayores tasas de crecimiento de la productividad, como Mato Grosso, Minas Gerais, Goiás y Bahía, entre otros.

El trabajo también muestra que la tasa de crecimiento promedio de la producción agrícola estuvo entre 3,8 % y 4% entre 1975 y 2017. Estas tasas corresponden a un aumento de casi cinco veces en el producto agrícola. El incremento se debió al crecimiento en la cantidad producida, y también a la inclusión de productos de mayor valor agregado, como carnes, frutas, productos del sector azucarero y alcohol y granos. El cambio en la composición de la producción también fue responsable del aumento de la productividad.

En 42 años, la producción de cereales aumentó de 40,6 millones de toneladas a 237,8 millones de toneladas. Se destacan los cultivos de 2ª cosecha de soja y maíz. La producción de carne vacuna aumentó de 1,8 millones de toneladas a 7,7 millones de toneladas. La cantidad de carne de cerdo creció de 500 mil toneladas a 3,8 millones de toneladas y la de pollo, de 373 mil toneladas a 13,6 millones de toneladas.

Entre los indicadores de productividad (trabajo, tierra y capital), el mayor crecimiento en el uso de estos factores se ha producido en el capital, formado por tractores, fertilizantes y pesticidas. Para Gasques, el resultado del estudio refleja que la cualificación del personal empleado en la agricultura se produce lentamente. Pero la provisión de equipos para el trabajo, como el uso de tractores y cosechadoras, fue decisiva para el desempeño observado.

El estudio contó con la colaboración de funcionarios de la Secretaría de Política Agrícola de Mapa, investigadores del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada (Cepea/USP) y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Accede al completo Estudio de la Productividad Agrícola Brasileña de 1975 a 2017 – algunas actualizaciones.

Por: Agroenlace | Autor: MAPA

Facebook
gorjeo
LinkedIn

Aboissa apoya

Manténgase al tanto de las noticias
Es mejores oportunidades del
agronegocios – ¡regístrate ahora!

Asia

Arabia Saudita

bangladesh

Porcelana

Singapur

Corea del Sur

Emiratos Árabes Unidos

Filipinas

India

Indonesia

Irak

Jordán

Líbano

Malasia

Omán

Katar

Turquía

Vietnam

Hong Kong

America

Argentina

Bolivia

Brasil

Canadá

Chile

Colombia

Ecuador

Estados Unidos

Guatemala

islas vírgenes británicas

México

Nicaragua

Panamá

Paraguay

Perú

Uruguay

Surinam

Venezuela

República Dominicana

Costa Rica

África

Sudáfrica

Argelia

Camerún

Costa de Marfil

Egipto

Liberia

Marruecos

Sierra Leona

Sudán

Kenia

Túnez

Islas Mauricio

Europa

Albania

Alemania

Bélgica

Bulgaria

España

Finlandia

Francia

Inglaterra

Italia

Lituania

Polonia

Portugal

Rusia

Turquía

Serbia

Suecia

Suiza

Ucrania

Chipre

Estonia

Irlanda

Rumania

Oceanía

Australia

Nueva Zelanda

¡Solicitar presupuesto!

Complete el formulario y obtenga soporte para las necesidades de su negocio.
Nuestros expertos están listos para ofrecer soluciones personalizadas.

*Actualmente no trabajamos con intermediarios.

Al facilitar mis datos, acepto las Política de privacidad.