Se espera que la cosecha de maíz caiga al menos 8% en la región Sur



Imagen: Pixabay


Clima, saltahojas, enfermedades y prácticas culturales. Todo esto afectó al maíz de 1ª cosecha en el sur de Brasil. Según estimaciones de la Empresa Nacional de Abastecimiento (CONAB), la producción en la región debería presentar una caída de al menos 8%. En la cosecha 2019/20, los tres estados del sur cosecharon 10.249 millones de toneladas. Este año no deberían superar los 9.408 millones de toneladas. 

Los estudios realizados en las regiones más afectadas detectaron mala formación de mazorcas, múltiples mazorcas, enmarañados anormales, necrosis en la base y a lo largo de las mazorcas, muerte prematura de las mazorcas y menor peso del grano. En muchas zonas también se produjeron caídas y muerte prematura de las plantas.  

Debido a este escenario, los productores de la región temen no poder cumplir con los contratos con comercializadoras y cooperativas simplemente porque no hay maíz disponible para entregar. El precio internacional del commodity incentivó un aumento en la superficie sembrada del grano y gran parte de la producción de 2021 se vendió anticipadamente debido al tipo de cambio favorable. Internamente, el país sufre escasez debido al enorme volumen exportado el año pasado. 

Entre los expertos existe consenso en que los problemas se deben a una combinación de factores. En cuanto al clima, la sequía en invierno, las heladas tardías y el exceso de lluvias en verano provocaron pérdidas y favorecieron la propagación de plagas y enfermedades, especialmente en el suroeste de Paraná, oeste de Santa Catarina y también en gran parte de Rio Grande do Sul.

Influencia de La Niña 

“En 2020, Brasil estuvo bajo la influencia del fenómeno climático de La Niña, que enfría el agua del Océano Pacífico y, entre otras consecuencias, interfiere con el régimen de precipitaciones”, explica Desirée Brandt, meteoróloga de Somar Meteorologia.

“Este fenómeno suele provocar sequía en el Sur. Entre agosto y noviembre de 2020, en los tres estados de la región, las precipitaciones fueron 50% inferiores a la media del período”, afirma Desirée. 

La sequía retrasó la siembra y amplió el plazo de siembra en algunas regiones. La falta de lluvias también provocó un aumento de las temperaturas, favoreciendo la multiplicación de plagas, como el saltahojas del maíz, vector de tres enfermedades perjudiciales para los cultivos de maíz: el maíz rayado (virus del rayado fino), el achaparramiento pálido y el achaparramiento rojo. Los dos últimos son causados por microorganismos llamados mollicutes.

La manifestación de los síntomas del complejo de retraso en el crecimiento se produjo en diferentes intensidades. Fue más severo en algunas zonas de Santa Catarina (Oeste, Medio Oeste y Planalto Norte) y en Paraná y más leve en Rio Grande do Sul. 

“Como los saltamontes tienen preferencia por las plantas jóvenes, apenas germina el maíz es atacado por la plaga que, si porta el virus o los mollicutes, transmitirá las enfermedades”, dice el fitopatólogo Ricardo Trezzi Casa, profesor de la Universidad Estatal de Santa Catarina (UDESC).  

En diciembre, las lluvias cayeron intensamente en el sur del país, principalmente en las zonas centrales de Rio Grande do Sul y Santa Catarina. El clima cálido y húmedo trajo más problemas al maíz. La incidencia de hongos y bacterias ha aumentado, explica Casa. Marchitez por fusarium, antracnosis y mancha diplodia fueron algunas de las enfermedades que surgieron. Como consecuencia, también hubo un aumento en los casos de pudrición del tallo, la raíz y la mazorca.

{módulo Formulario RD}

Controlar con buenas prácticas 

Los investigadores advierten de la necesidad de adoptar buenas prácticas y seguimiento, especialmente cuando se intensifica la producción. Medidas como el tratamiento de semillas, la rotación de cultivos y la elección de materiales adecuados facilitan el control de plagas no deseadas. 

Para evitar fracasos en futuras cosechas se realizan las siguientes acciones
recomendado:   

- Tratamiento de semillas;

- La rotación de cultivos;

– Eliminación y control de plantas silvestres e invasoras que puedan albergar plagas y enfermedades;

– Monitoreo de plagas y enfermedades, que permite el control cuando sea necesario y en el momento adecuado;

– Uso de plaguicidas agrícolas registrados para el cultivo, plaga y/o enfermedad y en las dosis indicadas para cada objetivo, de acuerdo con las directrices contenidas en los folletos;

– Elección de cultivares adecuados para cada región, considerando la mayor o menor susceptibilidad a plagas y enfermedades existentes en esa localidad;

– Uso de densidades de plantación apropiadas;

– Definición de la ventana de siembra teniendo en cuenta la Zonificación de Riesgo Climático Agrícola;

– Manejo nutricional equilibrado.

– Creación de sistemas regionales de seguimiento de plagas y enfermedades;

“Necesitamos estrategias para equilibrar y producir de manera más sostenible”, dice Iván Cruz, investigador de Embrapa Milho e Sorgo y doctor en manejo integrado de plagas. “Es necesario planificar y pensar los sistemas de manera integrada, considerando todos los cultivos plantados a lo largo del año”, agrega.

*Con información de CropLife Brasil

Por: Eliza Maliszewski | Agroenlace

 

Facebook
gorjeo
LinkedIn

Aboissa apoya

Manténgase al tanto de las noticias
Es mejores oportunidades del
agronegocios – ¡regístrate ahora!

Asia

Arabia Saudita

bangladesh

Porcelana

Singapur

Corea del Sur

Emiratos Árabes Unidos

Filipinas

India

Indonesia

Irak

Jordán

Líbano

Malasia

Omán

Katar

Turquía

Vietnam

Hong Kong

America

Argentina

Bolivia

Brasil

Canadá

Chile

Colombia

Ecuador

Estados Unidos

Guatemala

islas vírgenes británicas

México

Nicaragua

Panamá

Paraguay

Perú

Uruguay

Surinam

Venezuela

República Dominicana

Costa Rica

Cuba

África

Sudáfrica

Argelia

Camerún

Costa de Marfil

Egipto

Liberia

Marruecos

Sierra Leona

Sudán

Kenia

Túnez

Islas Mauricio

Europa

Albania

Alemania

Bélgica

Bulgaria

España

Finlandia

Francia

Inglaterra

Italia

Lituania

Polonia

Portugal

Rusia

Turquía

Serbia

Suecia

Suiza

Ucrania

Chipre

Estonia

Irlanda

Rumania

Oceanía

Australia

Nueva Zelanda

¡Solicitar presupuesto!

Complete el formulario y obtenga soporte para las necesidades de su negocio.
Nuestros expertos están listos para ofrecer soluciones personalizadas.

*Actualmente no trabajamos con intermediarios.

Al facilitar mis datos, acepto las Política de privacidad.