La cosecha de arroz llega a su fin en Rio Grande do Sul

Colheita de arroz se aproxima do fim no Rio Grande do Sul
Imagen: Canva

la cosecha de arroz en Rio Grande do Sul se reanudó y se acerca a su fin, beneficiándose del clima con escasas lluvias en las regiones Sur, Centro y Oeste del estado. Según información del Informe Económico difundido este jueves (23/05) por Emater/RS-Ascar, los agricultores ya cosecharon alrededor de 95% de los cultivos. Sin embargo, las pérdidas provocadas por la inmersión de cultivos maduros y el acame de plantas se consolidan, llevando a muchos productores a abandonar las áreas restantes ante la inviabilidad técnica y económica de realizar la operación.

En algunos municipios los productores están ultimando la cosecha y aprovechando el clima más seco para incorporar rastrojos y avanzar en la preparación de parcelas para la próxima cosecha. La superficie cultivada en el estado se estima en 900.203 hectáreas, según el Instituto Rio Grandense do Arroz (IRGA). La productividad, estimada inicialmente en 8.325 kg/ha, se espera que sufra una reducción tras el estudio de pérdidas que se está realizando.

En Dom Pedrito, los agricultores culminaron la cosecha, que registró una caída en la productividad de 4,4%, debido a la siembra tardía, la menor insolación y las intensas precipitaciones que afectaron las últimas áreas cosechadas. Además, Manoel Viana, después de las inundaciones provocadas por la crecida del río Ibicuí, algunos agricultores terminaron la cosecha en tierras inundadas, enfrentando una productividad extremadamente baja y granos de calidad inferior.

En Quaraí se completaron 97% de cosecha; Sin embargo, en determinadas zonas sólo las máquinas equipadas con orugas han demostrado su eficacia debido al lodo. En São Borja, la cosecha continuó en las partes de las fincas que surgieron después del descenso de las aguas, con algunas plantaciones completamente arruinadas, lo que llevó a Proagro a compensar las pérdidas en las áreas financiadas.

En São Gabriel, la cosecha avanzó bien después de semanas lentas, quedando alrededor de 2.600 hectáreas, 10% del total.

Avances y desafíos en la cosecha de arroz

En la región de Pelotas, los arroceros reiniciaron la cosecha de forma intensa y prioritaria, aprovechando el período de bajos volúmenes acumulados. Este escenario permitió realizar la operación tan pronto como las condiciones de humedad de los granos de arroz y la paja alcanzaron niveles adecuados para el sendero. Los agricultores ya completaron 96% de la cosecha, quedando solo 4% por cosechar en Arroio Grande, Canguçu, Rio Grande y Santa Vitória do Palmar.

En la región de Santa María, la cosecha se reanudó en los lugares menos afectados por las inundaciones, alcanzando 88% del área cultivada. Antes de las lluvias excesivas, habían cosechado 80% de la cosecha. La expectativa de productividad inicial era de 7.800 kg/ha, pero el cálculo actual indica 7.314 kg/ha, lo que representa una pérdida de aproximadamente 6% con relación a la expectativa inicial. Aún quedan 12% por cosechar, pero no cosecharán parte de estas áreas.

En la región de Santa Rosa, los productores de arroz culminaron la cosecha y están enfocados en la comercialización. Después del mal tiempo de las últimas semanas, se produjo un cambio positivo en los precios de los cereales en la región. Los productores reportan una mayor rentabilidad esta temporada, a pesar de las dificultades que enfrentaron durante la cosecha.

Pérdidas importantes en los cultivos de arroz

En la región de Soledade registrarán las mayores pérdidas proporcionalmente en relación al área cultivada, ya que estiman que aún no se han cosechado 35% de cosechas. Muchas de estas áreas son inaccesibles a las máquinas, y los informes municipales preliminares muestran que las pérdidas tienden a ser casi totales porque gran parte del arroz está en lechos y la germinación del grano es alta. En Pantano Grande y Venâncio Aires, donde se cosecharon más de 85% de cultivos, las pérdidas son menores. En otros municipios la superficie no aprovechada es más significativa. Los agricultores de Candelária cosecharon 60% antes de las inundaciones, que provocaron pérdidas en las cosechas y en los granos almacenados. La falta de energía puede aumentar las pérdidas.

Según un estudio de Emater/RS-Ascar, el saco de arroz en el Estado aumentó en 3.30%, de R$ 107,90 a R$ 111,46.

Fuente: Seane Lennon | Agroenlace

Facebook
gorjeo
LinkedIn

Aboissa apoya

Manténgase al tanto de las noticias
Es mejores oportunidades del
agronegocios – ¡regístrate ahora!

Asia

Arabia Saudita

bangladesh

Porcelana

Singapur

Corea del Sur

Emiratos Árabes Unidos

Filipinas

India

Indonesia

Irak

Jordán

Líbano

Malasia

Omán

Katar

Turquía

Vietnam

Hong Kong

America

Argentina

Bolivia

Brasil

Canadá

Chile

Colombia

Ecuador

Estados Unidos

Guatemala

islas vírgenes británicas

México

Nicaragua

Panamá

Paraguay

Perú

Uruguay

Surinam

Venezuela

República Dominicana

Costa Rica

Cuba

África

Sudáfrica

Argelia

Camerún

Costa de Marfil

Egipto

Liberia

Marruecos

Sierra Leona

Sudán

Kenia

Túnez

Islas Mauricio

Europa

Albania

Alemania

Bélgica

Bulgaria

España

Finlandia

Francia

Inglaterra

Italia

Lituania

Polonia

Portugal

Rusia

Turquía

Serbia

Suecia

Suiza

Ucrania

Chipre

Estonia

Irlanda

Rumania

Oceanía

Australia

Nueva Zelanda

¡Solicitar presupuesto!

Complete el formulario y obtenga soporte para las necesidades de su negocio.
Nuestros expertos están listos para ofrecer soluciones personalizadas.

*Actualmente no trabajamos con intermediarios.

Al facilitar mis datos, acepto las Política de privacidad.