Impacto de la licencia parental: historias de vida y trabajo

Impacto da licença parental: Histórias de vida e trabalho
Imagen: Canva

Los permisos de maternidad y paternidad son periodos fundamentales en la vida de cualquier familia, especialmente para el desarrollo del bebé y el bienestar de los padres. Conozcamos las historias de Camila, Muriel y Bonfim, quienes muestran lo crucial que es tener un ambiente de trabajo acogedor y empático.

El viaje de Camila: desafíos y apoyo

La maternidad es un período transformador y desafiante en la vida de cualquier mujer. Para Camila, coordinadora del departamento de posventa, este camino estuvo marcado por importantes cambios, tanto personales como profesionales. Durante su embarazo vivió la pandemia, lo que le permitió trabajar desde casa por más tiempo, garantizándole mayor seguridad y tranquilidad.

Camila Pires con su hija Marcela

Menciona que, durante su embarazo, recibió valiosos consejos de Muriel, gerente de la unidad de Aceites Blandos, quien también es madre. “Hablé con Muriel, quien me animó a aprovechar al máximo el tiempo en casa con mi hija cuando nació. Ella me ayudó a comprender la importancia de este período para los dos”, recuerda Camila.

Este periodo de mayor seguridad y tranquilidad fue fundamental durante el embarazo, al igual que la baja ampliada, pero la reincorporación al trabajo aún era compleja. Camila cuenta cómo el apoyo de sus compañeros fue fundamental, sobre todo en las primeras semanas después de regresar al trabajo, cuando aún estaba ajustando su rutina.

“Siempre he sido muy organizada, pero la maternidad me enseñó a ser flexible y a ser amable conmigo misma. Saber que tenía un equipo empático marcó la diferencia”, dice Camila. El beneficio de seis meses de licencia de maternidad que ofrece Aboissa fue crucial para Camila, ya que le permitió estar presente durante la introducción de su hija a la alimentación, una fase desafiante y vital para el desarrollo del bebé.

Camila también destaca cómo el apoyo continuo de la empresa fue fundamental para su adaptación y bienestar. “Aboissa siguió pagándome lo mismo y yo todavía tenía apoyo, ya que siempre hablaba con el personal, me preguntaban cómo estaba y si todo estaba bien. Este apoyo fue fundamental para mí”, afirma.

Camila explica que, además del periodo de baja por maternidad, la flexibilidad que ofrecía a la hora de reincorporarse al trabajo era fundamental. “La posibilidad de trabajar desde casa hasta el tercer año del niño marca la diferencia. Esto me permitió encontrar un equilibrio entre la vida profesional y personal, algo que muchas madres no tienen la oportunidad de hacer”, destaca.

Menciona que la flexibilidad de trabajar desde casa fue una gran ventaja. “Trabajar desde casa me permitió estar presente en momentos importantes de la vida de Marcela. Pude seguir de cerca su desarrollo, ver sus primeros pasos y estar ahí cuando ella me necesitaba. Este equilibrio entre trabajo y maternidad fue crucial para mi felicidad y desempeño profesional”, dice Camila.

Regresar al trabajo, aunque fue un desafío, fue más fácil gracias al ambiente acogedor y comprensivo que encontró. “Mis exigencias internas siempre han existido, pero después del embarazo se volvieron aún más intensas. Me preocupaba si me veían bien, porque a veces hay que salir temprano o llegar más tarde, porque suceden imprevistos, sobre todo cuando el niño es pequeño y no se puede con todo. Cuando volví a trabajar me quedé un poco olvidada”, admite.

Sin embargo, Camila sintió el apoyo incondicional de sus compañeros y de la directiva. “Desde la junta directiva hasta las personas que trabajaron directamente conmigo, no sentí ninguna presión, pero sí mucha ayuda. Entonces, era más una cosa en mi cabeza y una exigencia más para mí que para el medio ambiente. La maternidad es maravillosa y es un amor loco, pero es un desafío porque hay que estar bien preparada. El niño es impredecible. ¡Desde que te conviertes en madre te das cuenta de que no tienes control sobre nada!”, reflexiona.

Para Camila, la experiencia de regresar al trabajo después de la maternidad fue desafiante, pero llena de aprendizaje y crecimiento. “Tener un ambiente de trabajo que me apoya y comprende mis necesidades marcó la diferencia. Estoy agradecido por eso”, concluye.

Muriel: Flexibilidad y empatía

Muriel, gerente de la unidad de Soft Oils, comparte sus experiencias con la maternidad y cómo encontró apoyo y flexibilidad en el trabajo. Con dos experiencias distintas, Muriel destaca la importancia de un ambiente acogedor y comprensivo para las madres trabajadoras.

Muriel Aboissa con sus hijos, Giulia y Liam

Cuando Muriel tuvo su primer hijo, Liam, decidió volver a trabajar después de cinco meses de descanso. “Fue un desafío para alguien tan planificado como yo. Tuve que aprender a ser flexible y amable conmigo misma”, recuerda. La vuelta al trabajo le trajo muchas dificultades para reorganizar su rutina. “Hay días que la mamá no duerme, días que tu hijo se despierta enfermo y necesitas flexibilizar todo tu horario. Gestionar tu vida profesional y personal es muy difícil cuando eres madre”.

Muriel enfrentó frustraciones tanto personales como profesionales. “Mi equipo, que ya estaba acostumbrado a tratar conmigo, tuvo que lidiar con retrasos y reuniones canceladas en el último momento. Fue difícil para todos”, dice.

Con su segunda hija, Giulia, Muriel decidió volver a trabajar al mismo tiempo, pero optó por trabajar a tiempo parcial. “Esta decisión proporcionó la flexibilidad necesaria para afrontar las exigencias de la maternidad y el trabajo”, explica. Trabaja de 11 a 17 horas y puede cumplir con sus responsabilidades profesionales mientras cuida a su hija en casa.

Muriel destaca la importancia de un ambiente laboral que apoye la lactancia materna. “Creamos un consultorio de lactancia, un espacio cómodo y privado para que las madres se extraigan la leche. Esto es fundamental para el bienestar de quienes amamantan”, afirma. La lactancia materna es un proceso agotador y crucial, y la lactancia proporciona todo lo necesario para el bienestar de las madres, que pueden extraerse la leche y cuidar adecuadamente a sus bebés.

"A Asociación Brasileña de Pediatría recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad. Una madre puede amamantar entre 10 y 24 veces al día, quemando una media de 3.000 calorías al día. Esto cansa y exige mucha energía”, explica Muriel. A partir de los seis meses, la introducción de los alimentos es gradual y la lactancia materna sigue siendo una parte importante de la nutrición del bebé hasta los 12 meses.

La creación de la enfermería en la nueva oficina fue un hito importante. “Este espacio fue cuidadosamente diseñado para brindar comodidad y privacidad. Es un lugar donde las madres pueden relajarse sabiendo que se encuentran en un ambiente seguro y acogedor. Amamantar o extraerse leche es un momento íntimo y muchas veces solitario, y tener un espacio dedicado marca la diferencia”, dice Muriel.

Muriel también enfatiza la importancia de tener mujeres en el liderazgo, especialmente madres, que comprendan las dificultades y necesidades específicas que enfrentan otras madres. “Antes de ser madre, no entendía del todo las dificultades que enfrentan otras madres en el trabajo. La experiencia de la maternidad trajo una nueva perspectiva y empatía, algo que aquí se valora y fomenta”, comenta.

Destaca que una cultura de comprensión y apoyo no debe ser sólo una política de la empresa, sino una realidad que se vive a diario. “Tengo amigas en otras empresas que no tienen esta flexibilidad y terminaron dejando de amamantar por agotamiento y falta de apoyo. Tenemos el privilegio de comprender lo importante que es esto en Aboissa”.

Bonfim: La importancia del apoyo paterno

Lucas Bonfim, pasante del sector financiero, vivió dos experiencias destacables que muestran la importancia de la licencia de paternidad y el apoyo en el lugar de trabajo. La llegada de sus dos hijas, en momentos diferentes de su vida, reveló cómo la empatía y la flexibilidad en el trabajo son cruciales para el bienestar familiar.

Lucas Bonfim y sus hijas, Mariana (la menor) y Manuela (la mayor)

Bonfim recuerda que, cuando tuvo su primera hija en 2020, no sabía que tenía derecho al permiso de paternidad. “Lo descubrí buscando en Google. En ese momento, eran sólo tres días, lo que es insuficiente para sustentar a la madre y al recién nacido. Estos días apenas cubren el tiempo de dar a luz y regresar a casa”, afirma.

Describe cómo tuvo que regresar rápidamente a trabajar en el hospital, dejando a su esposa e hija con la ayuda de sus abuelas. “Mi mamá y mi suegra me ayudaron mucho, pero sentí que me estaba perdiendo momentos importantes en la vida de Manuela y no podía darle a mi esposa el apoyo necesario”.
La situación cambió completamente con la llegada de su segunda hija, Mariana. Ya trabajando en Aboissa, la empresa reconoció la importancia de un mayor soporte y le ofreció a Lucas no solo los cinco días legales, sino también un mes completo de oficina en casa. “Nuestra directora ejecutiva, Ariane, fue muy empática. Ella entendió que cinco días no eran suficientes y propuso este arreglo que marcó la diferencia”.

Bonfim describe con emoción cómo esta decisión afectó su vida. “Pude acompañar a mi esposa a frecuentes citas médicas y estar presente durante su parto, que tuvo complicaciones. Mi hija tuvo que permanecer en la UCI por una noche y estar allí marcó la diferencia para la recuperación de mi esposa y el bienestar de nuestra hija”.

Destaca que esta flexibilidad le permitió participar activamente en los primeros momentos de la vida de su hija, ayudando en las tareas diarias y brindando apoyo continuo a su esposa. “Poder estar allí y ayudar a mi esposa a cuidar de nuestra hija recién nacida y de nuestra hija mayor fue crucial. Este apoyo también aseguró que pudiera concentrarme en el trabajo sin comprometer mi presencia en casa”.

Bonfim menciona que el apoyo de la empresa no afectó negativamente sus beneficios, garantizando la seguridad financiera necesaria durante este período. “Se quedaron con todos mis beneficios, excepto el bono de transporte, que no era necesario. Esto me dio tranquilidad para concentrarme en mi familia sin preocuparme por las facturas”.

También destaca cómo una cultura de empatía y comprensión en el lugar de trabajo marcó la diferencia. “Durante el mes de trabajo desde casa, siempre tuve la flexibilidad necesaria para ajustar mi rutina de acuerdo a las necesidades de mi familia. Esto demostró que la empresa realmente valora el bienestar de sus empleados”.

Bonfim reflexiona sobre cómo estas experiencias moldearon su visión sobre la importancia del permiso de paternidad y el apoyo en el trabajo. “El apoyo que recibí me permitió estar presente y activa en los primeros momentos de vida de mis hijas, algo que valoro inmensamente. Estos momentos son únicos e irremplazables”.

Expresa su agradecimiento por el apoyo recibido. “Estoy muy agradecido con mi equipo y dirección por su comprensión y empatía. Demostraron que no se trata sólo de números y resultados, sino de cuidar a las personas y sus familias”.

Soporte integral y humanizado

Las historias de Camila, Muriel y Bonfim muestran la importancia de valorar a los empleados y ofrecer un ambiente de trabajo inclusivo y acogedor. Las prácticas humanizadas, que van más allá de las obligaciones legales, son fundamentales para apoyar a los padres en estos momentos significativos de sus vidas.

Estas historias nos recuerdan que es posible equilibrar las demandas empresariales con la empatía y el respeto por los empleados. El bienestar de las familias se refleja directamente en la satisfacción y productividad en el trabajo, creando un entorno donde todos puedan prosperar.

Por Vanessa Ferreira

Facebook
gorjeo
LinkedIn

Aboissa apoya

Manténgase al tanto de las noticias
Es mejores oportunidades del
agronegocios – ¡regístrate ahora!

Asia

Arabia Saudita

bangladesh

Porcelana

Singapur

Corea del Sur

Emiratos Árabes Unidos

Filipinas

India

Indonesia

Irak

Jordán

Líbano

Malasia

Omán

Katar

Turquía

Vietnam

Hong Kong

America

Argentina

Bolivia

Brasil

Canadá

Chile

Colombia

Ecuador

Estados Unidos

Guatemala

islas vírgenes británicas

México

Nicaragua

Panamá

Paraguay

Perú

Uruguay

Surinam

Venezuela

República Dominicana

Costa Rica

Cuba

África

Sudáfrica

Argelia

Camerún

Costa de Marfil

Egipto

Liberia

Marruecos

Sierra Leona

Sudán

Kenia

Túnez

Islas Mauricio

Europa

Albania

Alemania

Bélgica

Bulgaria

España

Finlandia

Francia

Inglaterra

Italia

Lituania

Polonia

Portugal

Rusia

Turquía

Serbia

Suecia

Suiza

Ucrania

Chipre

Estonia

Irlanda

Rumania

Oceanía

Australia

Nueva Zelanda

¡Solicitar presupuesto!

Complete el formulario y obtenga soporte para las necesidades de su negocio.
Nuestros expertos están listos para ofrecer soluciones personalizadas.

*Actualmente no trabajamos con intermediarios.

Al facilitar mis datos, acepto las Política de privacidad.